.

.

Blog de angelcaido666 para comentar asuntos varios, de mi interes personal, de interes publico, de interes general, en fin de todo lo que se me ocurra cuando este de animo para hacerlo: Web 2.0, futbol, internet, politica Boliviana, Oruro, Google, Blogs, Twitter musica en fin..... P.D. Este Blog tiene muy poca info del 666 o numero de la bestia no insistir

Más Reciente

Busca y encuentra

lunes, octubre 18, 2010

Entrevista a Nicómedes Flores Director del Centro de Rehabilitación para Ciegos “Manuela Gandarillas”

Me hago eco de la nota publicada por el Periodico Opinion de Cochabamba, en esta nota que publico hoy entrevistando al Ing Nicómedes Flores, Director del Centro de Rehabilitación para Ciegos “Manuela Gandarillas”

Los que siguen este Blog se acordaran que el 2008 ya le hice una nota en el CONASOL 2008 TIFLOBUNTU Software Libre para todos.

Aca parte de sus apreciaciones



Ahora los invito a revisar la nota de Opinion



Nicómedes Flores: “La ceguera es un privilegio”

Con paso firme y sin descanso, Nicómedes Flores, recorre por los pasillos, nos muestra los ambientes del Centro de Rehabilitación para Ciegos “Manuela Gandarillas” y nos presenta a sus estudiantes que en cuanto lo oyen se alegran al reconocer su voz.
Nació en Chayanta, provincia Bustillos del departamento de Potosí, en el año 1972. Nicómedes Flores es el director del Centro Manuela Gandarillas, es músico y padre de dos hijos. Quedó ciego a los 15 años de edad tras una explosión de dinamita en una mina donde ni siquiera tenía alguna relación laboral. Pero, asegura que “ahí comienza la nueva vida de Nico”.
“Al principio he tenido un dolor profundo al perder la vista, porque comencé a aceptar eso gradual y rápidamente. El tema era que mi entorno de amigos y la sociedad empezaron a reducirse”, cuenta.
Su padre, su principal apoyo, accedió a traerle a Cochabamba para rehabilitarse en algún centro. Conoció el “Manuela Gandarillas”, en pocos meses se rehabilitó y aprovechando su juventud culminó el bachillerato.
“Yo lo veía todo como un reto y una nueva experiencia. Nunca tuve complejos”, expresa demostrando que las actitudes positivas forman líderes.
Pero, hubieron momentos difíciles. La sociedad se resistía, más que ahora, a que un ciego quiera estudiar y pueda desenvolverse en cualquier ámbito.
Su afinidad por la música le impulsó a iniciar la Licenciatura en Música que luego de dos años era insostenible económicamente, además se cerró la carrera. Pero, no se dio por vencido y pudo concluir la carrera de Ingeniería de Sonido, ligada a la música y los números, lo que más le gustaba.
“Contra viento y marea terminé la carrera. Buscaba estrategias de lazos amistosos porque hacíamos una cita de almuerzo y ahí aprovechaba las lecciones, las tareas y así he podido culminar la carrera”, manifiesta.
EL DIRECTOR. Desde que Nicómedes Flores ingresó al centro, como alumno, vio las necesidades y demandas que existían por el abandono de las autoridades y esto le preocupaba.
“Estaba convencido de que existía fortaleza y potencialidades en las personas ciegas, pero faltaban los insumos y los medios”, asegura remontándose al año 1995 cuando se le dio la oportunidad de convertirse en el maestro de música del centro. Ahí comenzó su etapa como docente en el Manuela Gandarillas y en otras instituciones.
“El hecho de trabajar como docente me hizo conocer muchas cosas y creo que ésa ha sido una de las ventajas, conocer como alumno y como docente qué necesitaba el centro”, dice destacando además las habilidades artísticas y el empeño que demuestran sus estudiantes.
Pero, Flores también es padre. Tiene dos hijos, Rodrigo es el mayor y tiene 14 años de edad y Júnior Nicómedes tiene seis. Son los pilares fundamentales para este destacado docente, músico y sobretodo ejemplo de vida.
“Yo giro en función a ellos”, señala.
Sus alumnos también son parte de su vida. Niños y jóvenes que como él perdieron la vista son su reflejo de fortaleza para seguir adelante y conseguir las metas soñadas.
“Estos chicos son mi razón de ser y de estar en la entidad. Yo he tenido muchas dificultades en el colegio, en la universidad, en muchos espacios sociales”, explica con el objetivo de expresarle a la sociedad que sólo hace falta abrir espacios que por derecho les corresponde a todos.
El director del centro Manuela Gandarillas contó que desde hace 23 años,, tiempo que perdió la vista, comenzó a valorar más su vida y su entorno.
Luchó para aprender, estudiar, trabajar y convertirse en una persona de bien. Él ve lo que muchos teniendo vista ignoran: sensibilidad, fortaleza, habilidad y amor.
Por estas razones Nicómedes Flores recalca a cada instante: “Estoy convencido de que la ceguera es un privilegio”.

“Los charangos y guitarras”

“Mis padres han sido músicos. Cuando yo tenía tres, cuatro años ellos tenían sus fiestas de bohemios, de pueblo, ellos me hacían escuchar sus guitarreadas, sus charangueadas”, recuerda Flores con alegría y orgullo de haber heredado la habilidad la música y de haber encontrado en ella
una forma de demostrar que no existen los límites “cuando uno quiere lograr sus objetivos”.
Con doce grabaciones discográficas no olvida que en 1997 le puso voz a canciones interpretadas junto a Edwin Castellanos, Fernando Torrico, Alfredo Coca, Bernabé Guzmán y Carlos Rodríguez, en un grupo que nunca bautizaron pero que disfrutaron.
Así, Nicómedes Flores, se convierte también en un representante del folklore boliviano.
Su destreza para interpretar instrumentos musicales y su privilegiada voz no le hacen dudar al momento de agarrar el acordeón para complacer a sus estudiantes en el centro y compartir con ellos descubriendo además nuevos talentos en la música.

Tags Blogalaxia:
Tags Technorati:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nos visitaron y nos visitan