.

.

Blog de angelcaido666 para comentar asuntos varios, de mi interes personal, de interes publico, de interes general, en fin de todo lo que se me ocurra cuando este de animo para hacerlo: Web 2.0, futbol, internet, politica Boliviana, Oruro, Google, Blogs, Twitter musica en fin..... P.D. Este Blog tiene muy poca info del 666 o numero de la bestia no insistir

Más Reciente

Busca y encuentra

domingo, junio 30, 2013

Los Nuevos espacios permiten reunirse

Este es un articulo que salio el 11 de Mayo de 2013 en el Suplemento New York Times del Periódico La Razón. (ese dia salieron muy buenos articulos)

Whitney Tingle, una empresaria de Nueva York, tuvo en un tiempo la fantasía recurrente de abandonar su empleo, crear su propia empresa  y trabajar desde la casa.

Las cosas no salieron exactamente como pensaba.

Un año después de cofundar Sakara Life, una empresa distribuidora de comidas orgánicas, descubrió que "el trabajo no tenía ni principio ni fin", dijo Tingle, de 27 años.

"Me distraía con las pelusas debajo del escritorio y terminaba pasando la aspiradora en la mitad del día, o me miraba en el espejo a las 7 de la noche y me daba cuenta de que todavía estaba en pijama"

En Agosto, Whitney y su socia, Danielle DuBoine, presentaron una solicitud en NeueHouse, un nuevo espacio de "trabajo en común" que ha adquirido la forma de un club privado.

Pensando para profesionales creativos itinerantes, NeueHouse proyecta establecer sedes en lugares alejados empezando por Los Angeles, Londres y Shangai. El espacio de trabajo ofrece sala de proyecciones, y estudio de transmisión y grabación. Las cuotas anuales pueden alcanzar varios miles de dólares.

En apenas unos meses, dijo Tingle, le cambió el humor y la empresa duplicó sus ingresos a través de los contactos que hizo ahí. Se suponía que esta debía ser la era de la oficina móvil, con "empresarios solitarios" comunicandose a distanciadesde su casa o la playa. Pero muchos que trabajan en forma independiente estan descubriendo la alineación que acecha detrás de la fantasía de la oficina en casa, y un número cada vez mayor se está sumando a una nueva generación de organizaciones creadas para trabajar en grupo, como Grind, Fueled Collective y NeueHouse.

Rebekah Epstein antes manejabauna agencia de relaciones públicas desde su casa en Austin Texas, acompañada únicamente por su perra dachshund, Dixie, cuyos ladridos obligaron en una oportunidad a Epstein a encerrarse en un armario oscuro mientras llevaba a cabo una negociación, delicada por teléfono con un cliente. Frustrada, se incorporó a  un espacio local llamado Link Coworking, que ofrece a sus miembros bebidas para los cumpleños, gente sociable y comidas comunitarias, así como también colegas que lucen presentables para la ocasión. "Parece algo menor",dijo Epstein. "Pero vestirse para ir a trabajar cambia muchísimo las cosas"

Ivory Chafin-Blanchard, productora Web en la zona de Brooklyn en Nueva York, tenía otro motivo para quejarse del trabajo en la casa. "Al no tener la obligación de viajar, cuando hay mucho trabajo, es muy dificil desconectarse", dijo Chafin-Blanchard, de 32 años. En la casa, agregó "si no trabajaba, me sentía culpable"

En Septiembre pasado, se sumó a Grind, que inauguró en Manhattan con decoración minimamente en 2011, prometiendo "contribuir a que las personas talentosas colaboren de otra manera: fuera del sistema".

El porcentaje de trabajadores estadounidenses que trabajaban exclusivamente desde la casa pese a seguir siendo bajo, creció 37% entre 1997 y 2010, hasta 6.6% según una encuesta de la Oficina del Censo. Sin embargo parece ser que el sueño de trabajar en la casa no fue todo lo que se dijo que era.

En este momento hay casi 800 instalaciones comerciales para trabajar en compañia en EE.UU. Una tendencia similar se está dando en Inglaterra, donde Club Workspace, por mencionar un ejemplo, mantiene una red de sedes en todo Londres.

Foto de http://www.linkcoworking.com/



Para Tirney O'Dea Booker, de 37 años, que se incorporó a Link después de tratar de manejar su consultora de medios, la política de la oficina puede tener su aspecto positivo, "El lugar de trabajo esencialmente es como un juego, con puntajes y obstaculos recompensas, escollos y aliados", dijo. "Estando solo, es necessario armarse un sistema propio para autopropulsarse. Se puede fácilmente establecer a diario una norma en un nivel equivocado, ya sea no esforzándose lo suficiente o esforzándose demasiado, tratando de alcanzar un objetivo poco realista y, en consecuencia, sentirse mal".

Las personas que trabajan desde la casa más de tres días a la semana y los cuentapropistas full-time pueden llegar a sentirse alienados, según Ravi S. Gajendran, autor de un metaanálisis de la Universidad de Pensilvania efectuado en 2007 que abarcó 46 estudios sobre trabajo a distancia.

"No se vuelve a la oficina por la oficina", dijo Alex Hillman, fundador de Indy Hall en Filadelfia, que abrió hace seis años. "Se vuelve a la oficina para estar nuevamente rodeada de gente".

Con su acento puesto en la diversión, Fueled Collective, un nuevo espacio de trabajo de unos 1 mil 670 metros cuadrados en SoHo, parece más un pensionado, con un bar, carritos con helado gratis y mesas de ping-pong.

Y en Grind (que tiene 200 personas en lista de espera, según su fundador, Benjamin Dyett), se estimula a los socios a sentarse al lado de alguien nuevo cada día.

La diagramación misma de NeueHouse está pensada para sugerir que en la actualidad el trabajo es una copia de una salida. La sala principal está formada por una serie de espacios destinados a reunir a la gente: hay mesas de biblioteca en estilo retro, almohadones cubiertos con kilims (tapetes o alfombras) en una gran escalera diseñada para poder instalarse allí y rincones para conversar con mesitas de café y sillones de cuero.

Pero cual es el punto que mas diferencia estos espacios de las oficinas habituales? Que es usted quien elige estar ahí. "Si siente que alguien resulta molesto, sencillamente cambia de lugar", dijo Booker.

Foto de http://www.neuehouse.com/post/49270744570/a-studio-space-at-neuehouse



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nos visitaron y nos visitan